Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más info

Rita Wilson y la segunda opinión en el diagnóstico del cáncer de mama

24 de abril de 2015

Hola a todos. Hay algunas novedades que quiero compartir con vosotros, con la esperanza  que si tú o alguna mujer que conozcas, tienen relación con  esto  (cáncer de mama),  sepas que una segunda opinión es necesaria y vital. No por parte de otro médico, sino de otro patólogo. Me estoy poniendo bien y cada día volviéndome más fuerte”. Rita Wilson (actriz, esposa del actor Tom Hanks).

La señora Wilson hace referencia a que siendo ella revisada de forma periódica, por  presentar una lesión mamaria llamada neoplasia intralobulillar, cuando las muestras de su tejido han sido revisadas de nuevo, han encontrado focos de carcinoma lobulillar infiltrante.

La primera lesión es una lesión de alto riesgo para padecer cáncer de mama,  el segundo estudio parece que ha demostrado que se estaba empezando a desarrollar el cáncer.

Cuando se lee un comentario así, y por un medio de amplia difusión como Facebook, parece interpretarse que si al menos dos o más patólogos no están de acuerdo con un diagnóstico de mama, ese no va a ser fiable. En una segunda lectura, parecería que solo las ricas y famosas tienen acceso a esa valoración especial y a los beneficios de un diagnóstico certero. Nada más lejos de nuestra realidad, que es la que conozco.

¿Qué importancia tienen los patólogos en el diagnóstico de cáncer de mama?

Son los médicos expertos en analizar las muestras de tejidos, se trata de un trabajo en la sombra, puesto que nunca el paciente tiene relación con ellos. Pero su trabajo es fundamental para poner nombre y apellidos a las muestras de nuestras pacientes.

¿Cómo me puedo fiar de un resultado patológico? En nuestros centros, existe la subespecialización por órganos, dentro de esa especialidad. Además ellos disponen de multitud de técnicas de laboratorio, no solo miran las muestras al microscopio, que les ayudan a poner el nombre correcto a cada lesión. Además si se trabaja dentro de una Unidad de Mama, el resultado patológico se correlaciona con la imagen de radiología, con la clínica y la historia del paciente. Todo ello, antes de emitir un resultado. Así nosotros emitimos un informe llamado Radio-patológico, donde se ponen todos los datos en conjunto.

¿Se hacen en vuestra Unidad revisiones de muestras? Por supuesto que sí. Existen lesiones que son claramente malignas, las llamaré negras. Otras son claramente benignas, serían de color blanco. Pero todos conocemos que entre estos dos extremos, hay una gran escala de grises. Ahí están las lesiones de alto riesgo como el carcinoma intralobulillar. Es papel de los patólogos, en su exigencia profesional, utilizar todos los medios para categorizar esa muestra, esto incluye consultar con otros colegas, práctica habitual. Lo que ocurre es que esto queda en la sombra para el paciente. En ocasiones, lesiones dudosas, son de nuevo reevaluadas cuando aparecen nuevas técnicas de laboratorio que no se tenían cuando se realizó el estudio de la biopsia.  En otras ocasiones tenemos que llegar a extirpar alguna lesión, si no hay absoluta seguridad en la benignidad de la misma. También hacemos revisiones de muestras obtenidas fuera de nuestra Unidad, cuando los resultados no son concordantes con las imágenes o historia del paciente.

Diré como resumen, que el comentario de la señora Wilson, está basado en una experiencia personal, por tanto única. Y se ha hecho en un momento malo, desde el punto de vista emocional. Se podría resumir como comentario poco objetivo. Sirva para poner luz en el trabajo, tan importante como desconocido, de nuestros compañeros patólogos. Si creo que es beneficioso para el diagnóstico certero de una paciente, que éste se haga dentro de una Unidad de Mama, donde muchos profesionales, de distinta especialidad, aportan su conocimiento y experiencia.

[shareaholic app="share_buttons" id="16910725"]