Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más info

Unidad de Cirugía Mínima Invasiva

Unidad de Cirugía Mínima Invasiva - Gine4

Actualmente la cirugía laparoscópica es una técnica quirúrgica en pleno desarrollo. En ginecología, se estima que más del 70% de las intervenciones se realizarán por esta vía, porcentajes que también se cumplen en otras especialidades como la  cirugía general, urología o cirugía bariátrica.

Las ventajas de este tipo de técnicas quirúrgicas han sido ampliamente descritas y desde el punto de vista de la paciente, se relacionan con un menor tiempo de hospitalización, mejores resultados cosméticos y un postoperatorio más  corto  y ventajoso para la paciente ya que hay una disminución importante de la morbilidad.

Desde la visión puramente clínica, éste enfoque sobre el abordaje de gran cantidad de intervenciones quirúrgicas, ha demostrado una menor morbi-mortalidad, manteniendo los mismos resultados terapéuticos que cuando se practican utilizando la vía abdominal clásica y sin duda ayudando a transformar situaciones que se solucionaban utilizando ésta vía, en otras que asisten a la vía vaginal.

Por estas técnicas se pueden tratar multitud de patologías ginecológicas y en función de las mismas el abordaje será laparoscópico o histeroscópico.

CIRUGÍA LAPAROSCÓPICA

La laparoscopia consiste en la visualización de la cavidad abdominal a través de una cámara. Realizando incisiones entre 12 y 5 mm, permite el intervenir a la paciente con unos resultados terapéuticos idénticos a la cirugía tradicional. De esta manera en nuestra unidad realizamos:

CIRUGÍA HISTEROSCÓPICA

La histeroscopia consiste en la introducción de un aparato denominado histeroscopio que permite visualizar la cavidad uterina. Nuestra unidad se basa en el principio de “see and treat” que consiste en la realización de manera completamente ambulatoria en consulta de la histeroscopia y en el mismo momento realizar la extirpación del pólipo o miomas de pequeño tamaño. Se trata de un procedimiento muy bien tolerado ya que disponemos de histeroscopios de 3,5 mm de diámetro y electrodos bipolares de 1,5 mm que permiten su realización con una excelente tolerancia.

Las patologías que tratamos de esta forma son:

En aquellos casos que lo requieran también realizamos en quirófano bajo sedación este procedimiento, con alta a domicilio a partir de las dos horas de la intervención.